5.31.2010

Tom Dice - Bleeding Love

En la comida de celebración de la primera comunión de una de mis sobrinas el año pasado, una de sus primas, impresionante mujer de bandera con sus 17 primaveras recién cumplidas, después de permanecer callada durante largo rato mientras nos observaba y asistía muda e inexpresiva a nuestra, a su entender, fútil conversación, escupió sobre nuestro amor propio y sin ningún rubor lo siguiente: "pero qué frikies sois", mientras de su boca salía al unísono una sonora carcajada que pretendía subrayar su jocosidad.

El desencadenante de su "verborrea" fué nuestra animada charla que giraba en torno a nuestros recuerdos sobre el festival de Eurovisión que esa noche se iba a celebrar en su "nosecuanta" edición, tema sobre el que los que ya habíamos abandonado la veintena hacía largo rato, comentábamos con total naturalidad. Y la explicación que ahora yo le doy, me hace sentir mayor.

En aquel momento me quedé con las ganas de explicarle que ese festival, que cada año me atrapa inexplicablemente durante las predecibles votaciones, me retrotrae a mi niñez, a la casa de mis abuelos, al olor a pan de pueblo recién hecho, a la televisión en blanco y negro, a los años en que un festival así podía ser anhelado durante semanas por niños y mayores, que conseguía pegarnos al televisor y paralizar un país. Por eso no puedo evitar, año tras año, al tiempo que soy consciente de que las canas que empiezan a zigzaguear como angulas plateadas sobre mi antaño negra cabellera y por lo tanto que la vida me está pasando a toda velocidad, sentarme delante de la tele, y mientras escucho: "raiominí eit points" dejar que se dibuje una sonrisa de melancolía sobre mi rostro y que el recuerdo de los que ya no están comparta conmigo, una vez más, ese festival.



Tom Dice era el representante de Bélgica, esta no es la canción que interpretó en el festival, pero me parece igualmente preciosa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario