9.18.2010

MIKA - Big Girl (You Are Beautiful)







Buscando una canción de MIKA encontré esta por azar: Big girl (You´re beautiful), y le eché un vistazo por simple curiosidad. La canción no está mal, pero me hizo caer en la cuenta de que mientras una persona que lleve más de una talla 38 salga en la portada de una revista, o sea protagonista de un vídeo (Big girl You`re beautiful), es decir, mientras el no estar delgada (y lo circunscribo solo al sexo femenino porque ellos no tienen ese problema, al menos no entre ellos) siga siendo noticia, nada habrá cambiado.

Este vídeo ha rescatado del baúl polvoriento de mi memoria, una anécdota que compartió conmigo una estupenda mujer que conocí hace ya algunos años. Entró en MANGO (os hablo de 1998) y preguntó por un vestido que había en el escaparate. La dependienta sin contemplaciones le disparó: "No tenemos ropa de tu talla". Ella, una gran (grande de personalidad) mujer salió cabreadísima del establecimiento y con mucha tristeza me comentaba: "El vestido no era para mí, era para mi hermana".

Se habla de modas pasajeras, se habla de tendencias, se habla de muchas cosas, bla, bla, bla, pero la realidad es que socialmente nuestro aspecto estético importa mucho, demasiado. Desde la perspectiva de mujer acomplejada desde mi niñez (en mi casa siempre me han "ayudado" a verme diferente) no soy capaz de discernir entre si lo que más me importa es lo que yo pienso o lo que creo que los demás piensan sobre mi aspecto físico. Estoy preparada mentalmente para superar el no caerle bien a todo el mundo, a ser criticada, a no ser entendida, a pensar diferente, a defender mis argumentos, pero si alguien quiere herirme de muerte solo tendrá que clavar un minúsculo dardo en MI "talón de Aquiles".

Afortunadamente, en mi camino se cruzó hace ya 15 largos años, una persona maraBillosa que me enseñó a quererme a mí misma más allá del mero envoltorio, que me hizo recuperar parte de una confianza que creía perdida. Te quiero.

Con los años, las inseguridades y los nimios problemas estéticos van perdiendo fuerza, no se si porque uno va madurando o porque ya quisiera para mí aquel "culito" que con 18 primaveras me esforzaba tanto en tapar bajo los jerseis atados a mi cintura en pleno verano... y sí, claro que tenía calor con aquella chaqueta puesta,! no tenía estropeado el termostato, lo que no me funcionaba bien era el cerebro...

A medida que mi yo externo se va ajando, me da la impresión de que voy entendiendo que es el mercado el que nos impone los cánones de belleza y que al igual que uno no se droga por mucho que sea cool, tampoco debería caer en la trampa de las grandes marcas comerciales y tener la suficiente personalidad como para saber aceptarse a sí mismo.

No conozco a ningún adulto al que nadie haya ridiculizado en público por ser normal intelectualmente hablando y si he reconocido en algunos hombres y muchas mujeres miradas desaprobadoras que se clavan como afilados cuchillos cada vez que ven un cuerpo que no alcance el... pongamos...7,5?

Mi mision es trabajar con ella su autoestima para que le sirva de coraza y todas esas armas de autodestrucción mental no puedan herirla; para que sepa reconocer que más allá de lo que podemos observar con nuestros ojos, está el verdadero valor de las personas. Porque siempre habrá alguien dispuesto a recordarte lo obvio: has engordado, que mala cara tienes o cómo has envejecido...

No hay comentarios :

Publicar un comentario