9.25.2010

acaso tú...

La "guerra" acabó antes de lo que yo había podido imaginar, de la misma forma que su carácter se tornó indomable, como por arte de magia un viento fuerte y poderoso borró de encima de nuestras cabezas la nube de su carácter y volvió a ser la niña traviesa e inquieta de siempre...
Adoro los fines de semana, esos 2 días mi despertar es perfecto, como en un cuento... juntos los 3 nos reímos de todo lo imaginable hasta que la sensación de hambre atenaza nuestros estómagos...
Nos habíamos sentado a desayunar un manjar preparado por él para sus 2 chicas, ella estaba en su trona e inquirió:
- Mami, me pasas una coscada con manquequilla?
- Bebé, las cosas se piden por favor...
Él, que estaba levantado en ese momento, le acercó la "coscada" . Ella se le quedó mirando, seria, puso su cara de redicha y soltó:
- Acaso tú te llamas mami?
Todavía mientras escribo estas líneas no puedo evitar sonreir recordando nuestras carcajadas...

1 comentario :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar