10.06.2010

MI PRIMER MUSICAL




El jueves por la tarde-noche estaba con ellos paseando por la calle y él me preguntó:

- Cuándo es el musical de Cómplices?

- Mañana.

- A qué hora?

- No lo se, lo miro al llegar a casa que tengo las entradas.

Seguimos paseando y yo ya llevaba un rato viendo por todas partes cartelería anunciando "HOY NO ME PUEDO LEVANTAR", la ultima oportunidad para ver el musical de MECANO... y pensé... "menudo rollo, Mecano, bufff!" Inmersa en estos pensamientos taaaaan positivos oí su voz nuevamente que decía:

- Qué raro que haya un musical de Mecano y otro de Cómplices el mismo día, no?

- Púes sí, será porque Teo Cardalda es de esa ciudad y habrá querido realizar el preestreno con su gente. Coincidiría.

Seguimos caminando aprovechando las bondades del tiempo de septiembre, jugando con ella a "no me pillas" y permitiendo siempre generosamente que nos gane.... la misma generosidad que tardé en entender utilizaba mi abuelo para dejarme ganar siempre en nuestros juegos de cartas: Brisca, tute, escoba... siempre ganaba yo!

Llegamos a casa: baño, selección de pijama (nunca le gusta el que le elegimos, es la reina de llevar la contraria!), cena, un poco de risas, unas cosquillas, un cuento ("el de los conejos mami, quiero el de los conejos! Realmente se titula "Ladrón de gallinas" y ya os hablé de él en otro post más antiguo) y a dormir.

Cuando acabábamos de apagar la luz de nuestra habitación después de haber dado mil y una vueltas por casa dejando todo listo y preparado para su primer día de colegio al día siguiente, y estábamos a punto de abandonarnos en los brazos de Morfeo, él inquirió:

- Viste la hora del musical de mañana?

Me levanté como movida por un resorte y fuí a coger las entradas... me entró la risa floja... no podía parar... (mezcla de lo que acababa de descubrir y de mi nerviosismo porque mi pequeño bebé se estaba haciendo mayor, al cole, qué barbaridad, si parecía que había sido ayer cuando la ví por primera vez...) : ja, ja, ja... ja, ja, ja... jo-der! El musical para el que 2 meses antes había comprado las entradas era ... de Mecano! Leí en prensa la noticia de que Cómplices preestrenaba en su ciudad, intenté ser de las primeras en comprar entrada y yo, o bien el periodista habíamos equivocado el evento mezclando fechas! Mi madre diría que yo, según ella tengo cierta tendencia a dar por ciertos hechos del pasado que solo existen en mi cabeza, aunque más tarde le demuestre con pruebas fehacientes que tal o cual cosa no era producto de mi imaginación, siempre da igual, ya estaba juzgada y sentenciada, vamos un puro "culpable hasta que se demuestre lo contrario". Llegué muerta de risa y cuando se lo conté nos estuvimos (permitidme el término) "desconojonando" un buen rato... él me decía:

- Un musical? ... de Cómplices? ... Por tí lo hago, pero... de Mecano? Si ni siquiera te gusta tanto????

- Al menos conocemos las canciones, no? Buenas noches. Te quiero.

- Yo también.

Nos abrazamos y nos quedamos inmediatamente dormidos, agotados.

Al día siguiente me pasé la mañana pensando en como le estaría yendo en el cole (grabada a fuego quedará en mi memoria la imágen de la cara estirada de su padre a la que ella se agarró con desesperación para no subir al autobús, mientras gritaba y repetía en bucle al mundo entero: "no quiero ir al coleeeeeeeeeee") y en acercarme antes de la función para ofrecerle las entradas a alguien que las quisiera (venderlas, claro, porque no habían sido precisamente baratas, pero "Cómplices" bien merecían un esfuerzo... ). Durante la mañana alguien me contó que llevaban tiempo agotadas, entonces me entró el gusanillo... "y si no está tan mal? ", pensé.

Se apagaron las luces del auditorio y comenzó la función con la archiconocida "Hoy no me puedo levantar...", aderezada con algunos gags que los más entregados, como las "cuatro lindas do carallo" que teníamos delante, no paraban de celebrar con sonoras carcajadas... Pasado un rato comprobé que hasta él se reía... y yo seguía enfurruñada pensando... "menuda pasta me he dejado para ver a ¿Mecano?, seré "tolai"" No se en qué momento la obra consiguió por fin captar mi atención y empujar fuera de mi cabeza de chorlito a mi cabreo, para dejar que mis cinco sentidos se centraran en lo que habíamos ido a ver.

Y me encantó. Fué una experiencia maraBillosa que me llenó de recuerdos de juventud ya que Mecano está inexorablemente unida a muchos momentos de felicidad de mi pasado, (ah! los 80... verdad Chama?) y también de melancolía. Era mi primer musical y me quedaron ganas de volver. Aplaudí tanto al final que me dolían muchísimo las manos! Y me reí, vaya si me reí; y lloré, vaya si lloré; y se me puso la piel de gallina... y me puse romántica agarrando su mano... El momento álgido fué cuando interpretaron la canción "mujer contra mujer", canción profunda y estupenda. Redescubrí letras y sentidos de muchas canciones que cuando era joven cantaba sin apenas entender, sin pensar en su significado; descubrí muchísima sensibilidad detrás de cada palabra, cada letra y cada signo de puntuación. El elenco de actores, actrices y bailarines era increíble, unos chorros de preciosas y delicadas voces y un cuerpo de baile que no dejó de sonreir ni un solo momento. Incluso hubo una actuación especial de un bailarín que voló sobre el escenario enganchado sutilmente por unas telas que caían desde el cielo del recinto, que nos hizo aplaudir con entusiasmo. Gracias a la compañía por habernos regalado un espectáculo increíble y haber conseguido que una no iniciada en musicales como yo se haya quedado hambrienta de más.

El próximo, me aseguraré de que sea el de Cómplices. Y por cierto, su profe se llama Fini, tiene una amiga que se llama Vega y otra Jin, y jugó en el patio y comió nosequé... bendita niña, es una mujercita increíble!

No hay comentarios :

Publicar un comentario