1.18.2011

"Los Anuncios de tu vida"



Ayer por la noche caímos en las redes de CUÉNTAME COMO PASÓ y es que cada día es más complicado encontrar algo en "la caja tonta" que capte nuestra atención... y al acabar las andanzas de Merche y compañía empezó un nuevo programa: LOS ANUNCIOS DE TU VIDA. Deciros que el reencontrarme con Manuel Campo Vidal hizo que me quedara pegada al sofá. Es uno de los exponentes del periodismo serio, del de toda la vida, del de calidad, al menos tal y como yo lo recuerdo antes de que el mundo de la televisión se convirtiera en lo que es hoy en día (desde el cierre de CNN+ y su sustitución por GH 24 H todo lo que huela a Vassile me da miedo). El programa no es que fuera bueno, "fué lo siguiente"; a pesar de la presencia de una Paula Vázquez cada vez más recauchutada e irreconocible, es un programa distinto: nostálgico pero no "ñoño", dinámico, atractivo y realmente maraBilloso que aporta una visión diferente del mundo de la publicidad a la par que repasa retazos de nuestra historia, como TU PRIMERA COLONIA CHISPAS, esa melodía... es como si el tiempo se hubiera detenido...

Para los que no tuvisteis la oportunidad de verlo, podéis acceder al contenido de TVE a la carta PINCHANDO AQUÍ. Se emite todos los jueves en la 1 de TVE después de la popular serie, más o menos a partir de las 23:30 h y os recomiendo que no os lo perdáis!

Agradezco personalmente el esfuerzo de TVE por incorporar a la parrilla programas para aquellos que viendo la TV buscamos algo más que consumir nuestro tiempo... ojalá cunda el ejemplo. Aquellos que crecimos con LA CLAVE de José Luis Balbín cuando todavía no entendíamos la mayoría de las cosas que alli se decían, nos preguntamos qué futuro le espera a nuestros hijos en un mundo en el que sólo triunfan GH, prensa amarilla y similares. Un mundo alejado de la TV... tomen nota señores directivos.

2 comentarios :

  1. Anónimo18/1/11

    Recuerdo como si fuera hoy, y han pasado ya 30 veloces años, el día en que mis padres trajeron a casa la televisión en color. Si cierro los ojos puedo verlos abriendo la caja, sacando el nuevo aparato, colocándolo; puedo sentir mis nervios ante lo desconocido, mi premura... y por fin, ahí estaba super-ratón con su capa... roja! Muchas veces tengo la sensación de que la vida se me escurre entre los dedos como si fuera arena dorada y fina...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo19/1/11

    ¡¡Guay- tope guay- super- guay!
    Miss Tollo

    ResponderEliminar