6.03.2011

Le Muz - Museo de arte virtual para niños



Os gusta esta obra de arte? Podría ser un Basquiat o un Barceló... pero es obra de un futuro y prometedor artista de tan solo 4 años llamado Elian, que vive en Lyon (France).

Buscando información sobre LE MUZ  me he encontrado un post en el blog DE LIBROS Y LECTURAS que me ha gustado tantísimo que he decidido no aportar nada, sino transcribirlo literalmente. Os animo a visitar y participar en LE MUZ porque todos los niños tienen un pequeño artista dentro de sí... permitámosle que crezca, no lo ahoguemos...

"¿Por qué cuando somos niños todos dibujamos? ¿Por qué al crecer dejamos de hacerlo? A todos
nos parece natural que los niños dibujen. A todos nos parece extraordinario que algún adulto lo haga. Como si saber dibujar fuera una simple competencia técnica, algo que se adquiere en el momento en que el parecido con la realidad, las sombras, las luces los matices y volúmenes nos son exigidos… ¿Pero, después de todo, quién dijo que el arte tiene que reducirse a criterios académicos?


El arte ciertamente exige un mínimo de herramientas técnicas, pero cuando un niño dibuja, fotografía, realiza una escultura, nos parece natural esa libertad en la expresión, que a un adulto no le acordaríamos. Y menos mal, ya que los niños no tienen muchos privilegios. Muchos adultos (sobre todo en el contexto escolar) todavía exigen de los niños obras académicas y realistas. Alguna vez impartí un curso de arte a maestras de primaria. Entre otras cosas, tenían que dibujar. Una de ellas me dijo: “Si hubiera sabido lo difícil que es dibujar, no habría exigido tanto de mis alumnos!” La libertad de imaginación, la libertad de creación debería ser parte de los derechos de los niños.

Comparto con Claude Ponti la fascinación por la imagen y el interés por la niñez. En el verano del 2006, tuve el placer de visitarlo en su departamento del Marais en París. Ya en esa primera visita ya me habló de su proyecto de un sitio Internet exclusivamente dedicado a las obras de arte producidas por niños.

Y es ahora que este extraordinario museo virtual ve la luz: http://www.lemuz.org/


Se trata de un espacio donde se exponen obras de niños de todo el mundo: dibujo, pintura, fotografía, video… Cualquier persona de cualquier lugar que desee mandar una obra al museo, puede hacerlo. Un jurado (en el cual no hay psicólogos, aclara Ponti) decidirá su integración a la colección. Así, El MUZ tendrá una colección permanente y también exposiciones temporales, sobre temas determinados. El aspecto gráfico del sitio no me encanta (algo frío y curiosamente con demasiados signos) . Pero el contenido sí. Las obras son realmente buenas, variadas, muchas de ellas asombrosas.


El MUZ cuenta con padrinos de lo más interesante, gente que viene de horizontes diversos, todos relacionados con los libros, la imagen, y claro, la niñez. Algunos de ellos: Jacques Tardi, Art Spiegelman (autores de cómics), Tomi Ungerer (dibujante y autor), Michèle Petit (antropóloga, especialista en procesos lectores), Marie Bonnafé (psicoanalista, especialista en la primera infancia y la lectura)…


El sitio será financiado por diferentes fuentes, privadas y públicas, como la Région Ile de France, los editores Gallimard y L’École des Loisirs y la empresa Clairefontaine, entre otros.

Claude Ponti declaró al Monde des Livres que “...las obras de los niños en general terminan en algún sótano, lo cual es relativamente natural, ya que los adultos tienden a olvidar su infancia, de la misma manera en que tienden a ignorar la vejez”. Es quizá de allí que se deriva la gran incomprensión de los adultos acerca de los niños y los adolescentes. ¿Será tan difícil ponernos en los zapatos del otro, sobre todo si ese otro es una parte importante de nosotros mismos a través del propio pasado (el niño, el adolescente) o de nuestro irremediable devenir (el anciano)?

Visitar el MUZ puede servirnos para varias cosas:
-Deleitar nuestros ojos con esos colores, esas formas, esas ideas originales y llenas de vitalidad
-Recordar nuestra propia experiencia artística de la niñez y aprender de ellos esta verdad esencial surgida de la expresión sin trabas.
-Darle la importancia que merece y difundir esa producción." (DE LIBROS Y LECTURAS)

No hay comentarios :

Publicar un comentario