7.10.2011

"La bellísima hija de Adolfo Suárez (...) se casa con su novio negro Paulo Wilson"


Esta frase apareció en LOC suplemento de EL MUNDO, el sábado 9 de abril 2011, página 19 a pié de la portada de la revista HOLA! Desconozco si el "afortunado texto" fué escrito por un/a periodista racista, por un/a racista que no es periodista o por un/a NINI (ni racista ni periodista)... 
Imagino que a  juicio del/ de la "periodista" el novio de Sonsoles no debe tener ningún otro defecto, ya que no se nos habla del novio negro y cojo, ni del novio manco y negro, ni del novio negro, sordo y cojo de Sonsoles Suárez, por lo que me tranquiliza que el resto esté bien. Igual os parece una gilipollez que me haya molestado, igual os tengo que dar la razón, pero en todo el suplemento aparecen multitud de personajes a los que no se los califica como blancos en ningún momento por eso no encuentro motivo alguno, disculpad mi torpeza, que justifique que él/la "periodista" nos aporte un dato que ya de por sí se deduce de la imágen que acompaña al texto, de la misma forma que se deduce que lleva perilla, que tiene el pelo rizado y que sonríen felices y acaramelados.
Cuando voy por la calle con "ma petite princese" y nos cruzamos con una persona de otra raza, sea africana, asiática o de cualquier otra que por sus rasgos sea objetivamente diferente a la que predomina (o predominaba) en Europa, nunca aludo a si es negra, árabe, peruana o china, porque para mí, más allá del color de su piel y de sus rasgos que sólo nos pueden facilitar un dato aproximado sobre su país de orígen o del de alguno de sus ancestros, todas son personas, ni mejores ni peores, personas que pueden tener un lado maraBilloso por descubrir y no quiero que ella crezca con los estúpidos prejuicios que nos inculcaron nuestros anteriores (no en mi caso) que la hagan rechazar a nadie por el color de su piel, ni por cualquier otra diferencia.
Cuanto le cuesta a esta sociedad moderna nuestra del siglo XXI aceptar a los "diferentes"!

P.D. A lo mejor es que Sonsoles, la muy pillina, tiene un novio negro, un novio blanco, un novio azul (será papá pitufo?) y un novio amarillo y lo que pretendió el periodista es identificar a cual de sus novios de colores había elegido para pasar por el altar... disculpad nuevamente mi torpeza...

5 comentarios :

  1. Me he enterado de esta noticia periodística al leer tu post, increíble que haya todavía "periodistas" para escribir de esta manera.. ¿quizás quería decir "la blanca hija de Adolfo Suárez se casa con su novio buenorro Paulo Wilson"?!
    Gracias por ser mi seguidora nº100, me ha hecho realmente mucho ilusión que seas tú :) bss

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11/7/11

    Bueno, simplemente pueda que sea porque desgraciadamente la deseable "normalidad" no se ha conseguido y todavia llama la atención y parece reseñable algo así.
    Sin querer justificar al periodista, no veo que la palabra "defecto" planee por nigún lado.

    ResponderEliminar
  3. Todavía a estas alturas con estos comentarios...?
    Al final van a denigrar la profesión hasta unos límites impensables, si no, mirad lo que ha pasado en el Reino Unido con el periódico que va a cerrar.

    ResponderEliminar
  4. Malpensados, me quedo con la idea de que tiene novios de diferentes colores.

    ResponderEliminar
  5. Me he reído un montón con tu texto... y es que el texto culpable del mismo no tiene desperdicio.

    Me sorprende el comentario de Anónimo desde el punto y hora en que la hija de Adolfo Suárez es "bellísima" y su prometido es "negro sin más. Los adjetivos son para usarlos, cierto. Sin embargo aquí sobran los dos... o uno... o el otro... y es que las comparaciones son odiosas, y más si van cargadas de rabia... o de envidia.

    Seguramente el/la periodista (por llamarle algo) autor/a del texto en el fondo hubiera deseado ser la parte contratante de la parte contratante XDDDDD

    Biquiños ;-)

    ResponderEliminar