11.10.2011

St. Hilaire church in Melle in the Deux-Sévres


Descartada una conversión a la fe, y ya que Seisei me da por perdida (cuchi, católica no, pero buena persona un rato largo...;) creo que tengo una cierta fijación por las iglesias. Puede ser que durante muchos domingos de mi infancia me tocara asistir a la liturgia en una de los templos de fe más antiestéticos del mundo y que por eso valore más los esfuerzos de algunos arquitectos por embellecer tan sagrado lugar. Esta aportación ha sido obra de MATHIEU LEHANNEUR  y me ha gustado especialmente por la belleza de sus materiales y la forma en la que lo nuevo emerge sobre los antiguos cimientos, como si quisiera dar a entender que sobre la base de la religión están surgiendo nuevos tiempos, y todo sea dicho de paso, buena falta le hace a la religión católica adaptarse al mundo contemporáneo...


Visto en... DESIGNMILK

2 comentarios :

  1. Sabes a qué me recuerdan? a las escaleras de la Torre de Marfil de la Historia Intermnable

    ResponderEliminar
  2. yo sigo yendo, no siempre, pero sigo, a pesar de todo...será porque voy a un templo románico y eso ayuda???...
    mart a.
    maraBilloso encuentro el de hoy!!

    ResponderEliminar