1.15.2012

S.O.S.

Arrancó a llorar desconsoladamente, y no podía parar. Estaba arropada por la calidez de su padre que me miraba con cara de incredulidad. 


Me acerqué, la abracé y con toda la dulzura de la que fuí capaz le pregunté: 


- Pero mi vida, qué te pasa? 


- ...


- Porqué lloras? 


- ... es que..., es que..., mamá, es que..., es que yo quería ser princesa y solo soy una niña! 


...


Glub! 


S.O.S.!

4 comentarios :

  1. Tienen unas ocurrencias....jajaja pobre...

    ResponderEliminar
  2. Los niños y sus pensamientos, a veces no es nada fácil!!
    La vida les da muchos disgustos cuando son pequeños y poco a poco van entendiendo las cosas. Mi hija pequeña de 5 años está en este tipo de fase, y a veces me quedo sin palabra!!!
    Bss :)

    ResponderEliminar
  3. Lo malo es que a mí me sigue pasando lo mismo que a ella. No puedo ser de ayuda...

    ResponderEliminar