3.04.2012

NEVERISMO

"Lo cierto es que hay actos de neverismo que podrían considerarse criminales desde un punto de vista gastronómico. El ejemplo más claro es el del tomate. El frío daña las membranas interiores del fruto y convierte su pulpa en una pasta insípida y pastosa. Mejor tenerlos a temperatura ambiente, y en caso de haber cometido el error de meterlos en la nevera, dejarlos un día fuera antes de comerlos, que algo de sabor recuperan. Todo esto no lo digo yo, sino un sabio científico de la comida como Harold McGee." (EL COMIDISTA. EL PAÍS 29/02/12)

Este estupendo artículo de Mikel no ha hecho más que reafirmar mi teoría de que muchos de los alimentos pierden sabor en cuanto pasan por ahí... e incluso el pan de molde se conserva más tiempo fuera que dentro de la nevera. Comprobado.

+ info: COMIDA QUE NO DEBERÍAS GUARDAR EN LA NEVERA. El comidista. EL PAÍS 29/02/12

3 comentarios :

  1. Estoy completamente de acuerdo, y mi madre más!!!

    ResponderEliminar
  2. Montse Xosi5/3/12

    Buenísimo!! todos somos un poco culpables. Ahora, yo por el bimbo en la nevera NO PASO!! (ya saqué los tomates de la nevera...).
    BSS!!

    ResponderEliminar
  3. No eran locuras mías,
    Nunca los había metido en la nevera,pero últimamente lo hice y los notaba sin sabor... Pero pensaba que eran "locuras" mías o que estos tomates no estaban buenos...

    Oído cocina!

    ResponderEliminar