11.15.2012

LINDATERRA

Vinieron corriendo a la cocina y nos dijeron
- Ha nevado en el salón! 

Y se fueron corriendo y riendo como solo dos niñas felices son capaces de hacerlo. Me levanté de la mesa y me acerqué a comprobar el desaguisado. Superó todas mis expectativas. Cuando mentalmente estaba formulando la frase precedida del castigo merecido por tamaña fechoría escuché: 

- Sabes? 

- Yo estuví en Lindaterra cuando fuí a Londres con mis padres. 

- A que sí ma?

Lindaterra, que nombre maraBilloso, verdad? 

Y el castigo se esfumó. Eso sí, ellas se encargaron de "derretir" la nieve con el aspirador. 

4 comentarios :

  1. Jajajajaja, es Linda esa terra.

    te advierto que lo van a repetir, lo del aspirador seguro que les encantó

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué graciosas! ¡Y muy poético lo de la nieve!
    Marta

    ResponderEliminar
  3. Q bonito, me encanta, te lo copio pero ya!!

    ResponderEliminar
  4. Genial! Solo a los niños se ls ocurren cosas como estas! Recuerdo cuando te dijo que ella queria ser princesa y se dio cuenta que solo era niña......que pedazo de ternura!

    ResponderEliminar