12.15.2012

RETO 10 CLUB DEL TUPPER: Brownie de chocolate en cáscara de huevo & THE EGGS



Mesdames et Messieurs

avec vous... 



- O-M-G! Tengo que hacer la receta del CLUB DEL TUPPER y no aparecen los dichosos huevos blancos por ningún lado!

- Has mirado en El Corte

- Sí, sí, me he recorrido toda la ciudad y nada. Las chicas están en la misma tesitura, no existen, (en Helsinki sí) al parecer son de menor calidad y ahora sólo se venden huevos morenos... 




- BLA, BLABLABLA, BLABLA... 

- Ssshhh... escuchad! La estáis oyendo? 

- Porqué no lo haces con huevos morenos? 

- "Hombrepordios"! No es lo mismo, "no hay color"... 




- No me lo puedo creer! Nos está despreciando! A nosotros! THE EGGS! a los huevos de casa de toda la vida que siempre había adorado!

- Sí, ahora resulta que a la "se-ño-ra" no le sirven para hacer la receta del CLUB DEL TUPPER

- Brrrrr estoy cabreadísimo! 

- Brrrrr pues yo trino y soy huevo de pollito! 

- Sabéis que os digo? Ahí se quedan ella y sus blanquitos. Yo-me-pi-ro! 

- A donde vas? 

- No lo sé. A otra parte, donde me valoren más! 

- Espera... te acompañamos! 



- A mí me da pena dejarla así, en el fondo es maja*... 

(PÁ-NI-CO)

- Mamá... juraría que tenía una docena de huevos en la huevera. 

- Claro que tienes, acabo de traer yo. Frescos, fresquísimos. 

- En... es-ta-hue-ve-ra??? 



- Pero... cómo es posible? Estaban ahí hace un minuto! Muy lejos no han podido ir, acaso los huevos tienen patas? 

- Mamá, tú no conoces a THE EGGS... 



- Un momento! A donde váis? 

- Ah!!! Ahora te importa a donde vamos no? Hace un momento ni siquiera sabías si existíamos... y nos menospreciabas sin piedad! 

- Qué estáis diciendo? 

- Pues eso. Te hemos oído. No nos quieres, prefieres a esos huevos blanquitos y perfectos y mira, sinceramente, nos vamos a otra casa, a otro hogar donde valoren realmente lo que valemos. 

(PER-PLE-JI-DAD) 

(LOS HUEVOS HABLAN?)

(QUÉ HAGO YO HABLANDO CON THE EGGS?)

- Vamos chicos! Estáis en serio? A ver, no es que no os quiera, sabéis perfectamente que adoro vuestro maraBilloso sabor y vuestra inconfundible textura de huevos de casa alimentados con maíz y criados en libertad con mimo por mi abuela, pero...

- Pero qué? 

- Pero descubrí la receta de SandeeA y no supe ver más allá de aquellos huevos blancos y perfectos. Lo siento, como diría "ma petite princesse", "mequivoqué". 

Puse mi mejor cara ensayada de cordero degollado, que ya había utilizado en otras ocasiones, en otras recetas, y susurré: 

- Me... dais... otra oportunidad? 

- THE EGGS, a deliberar! 

-BLA, BLABLA, BLA, BLABLABLA, FIESTA!, BLA, BLA, AMIGOS!, BLA, BLA, BLA...

TIC-TAC, TIC-TAC, TIC-TAC...

- Está bien! Oportunidad concedida! 

- Genial chicos! No sé como os...

- Un momento, un momento, un momento... no nos pre-ci-pi-te-mos!

- Y... bien? 

- Oportunidad concedida con una condición, bueno dos, bueno dos en una!.

- Soy toda oídos. 

- Queremos una fiesta, fiestón, con amigas, vamos, un fiestorro que pase a los anales de la historia huevera! 



Qué remedio! En tiempo récord organizamos entre mamá, L. y yo la fiesta más loca que se recuerda en la cocina de mi casa! Vinieron Carapuchiña Vermella, le Giraffe y varios bebés que comparten los ratos de baño con las peques de la casa.  

Como había menores y no se podía servir alcohol, el menú fué 100% infantil, perfecto para realizar los  BROWNIE DE CHOCOLATE EN CÁSCARA DE HUEVO... MORENO! A saber: 

  • 200 grs. de chocolate VALOR COBERTURA NEGRA (incluímos también NESTLÉ POSTRES BLANCO pero al final vino para la foto y se marchó pitando, ya tenía otro compromiso), 
  • 125 grs. de mantequilla a temperatura ambiente, 
  • nuestros 3 THE EGGS, 
  • 200 gr de azúcar, 
  • 125 grs. de harina, 
  • 3 cucharadas de cacao puro en polvo VALOR sin azúcar añadido y 
  • una pizca de sal. 


Nota.- A las cáscaras de huevo no las incluí en el menú por motivos obvios, no quería que THE EGGS se me ofendieran después de lo que había pasado , pero según SandeeA esta receta sirve para rellenar unos 12-16 huevos. 

Una vez finalizada la fiesta (menuda marcha tienen estos tres!) y siguiendo los pasos de la receta publicada con anterioridad procedimos al vaciado de THE EGGS, que resultó, para mi sorpresa, muy sencillo. Conseguimos realizar el agujero sin haber desperdiciado ni un solo huevo. 


Después, con golpecitos suaves y armónicos fuimos vaciando el contenido de cada unidad. Ayudó (gracias mamá por tu lucidez) el deshacerlos dentro utilizando un palo fino de madera. (TRUCO 1)


Una vez vacíos, los lavamos con agua del grifo repetidamente y los introdujimos durante media hora en agua con sal. Había leído que para que no flotaran teníamos que inundarlos con agua y no veáis el trabajo que estaba pasando manteniendo cada huevo en el fondo del recipiente hasta que lentamente conseguía intercambiar aire por agua; nuevamente mi madre sentenció: 

- Si los rellenas con agua del grifo directamente es más fácil. (TRUCO 2)



Huevos listos! Pasada media hora los colocamos boca abajo sobre papel absorbente, para que vaciaran el agua y luego introdujimos aceite y lo repartimos bien para que no se pegue la masa. Nuevamente el diablo, en nuestro caso diablesa, supo más por "mayor" que por diablesa y me dejó girar, y girar, y girar  los 2 primeros huevos mientras observaba circunspecta mi cara de impaciencia. Cuando decidió que ya se había divertido suficiente dijo: 

- Porqué no introduces un poco de aceite, tapas el agujero con un dedo y lo agitas? (TRUCO 3)

La masa es realmente fácil, se derrite la mantequilla, el chocolate y se unen. Por otro lado se baten los huevos con el azúcar. Se juntan ambas mezclas y se les añade tamizándola para evitar grumos, la harina, el cacao en polvo y la pizca de sal. 


Observad el increíble color amarillo de THE EGGS

Ojo! Una pizca de sal es realmente eso una "pizca" (TRUCO 4), tal y como recomendó la avezada cocinera que tenía pegada observando cada paso con cara de no puedo creer lo que estoy viendo, mi hija cocina y... tiene paciencia! 



Una vez tenemos la masa lista "sólo" queda UNIR Y FIN, y aquí no puedo evitar sonreír porque BABALLA dice que soy "una cachonda" por haberle llamado así a este paso, como si fuera sencillo.  

A THE EGGS pongo por testigo 
que no fué tarea fácil. 

No tengo manga pastelera y en un vano intento de ahorrar me agencié una maxi-jeringuilla en una farmacia, con la que resultó ardua y laboriosa  tarea rellenar cada cáscara. Estoy segura que con una manga pastelera o con el DECOPEN de LEKUÉ  (TRUCO 5) habría ahorrado tiempo y sobre todo, esfuerzo. 

La receta indica que se deben rellenar hasta sus 3/4 partes, según mi experiencia, es mejor quedarse algo escasa porque desbordan y sino pueden reventar como nos pasó con un par de unidades. Lucía y Conchi dicen que hay que rellenarlos 3/4 porque la masa apenas crece y lo bonito es que se llene el huevo para que al romper la cáscara quede con esa forma.  Probad para salir de dudas. 

Precalentamos el horno durante quince minutos a 180º y horneamos durante 15´. La inexperiencia me llevó a dejar a THE EGGS reposando calentitos dentro del horno, y creo que ese fué justo el momento en que decidieron rebelarse y perder esponjosidad, ya que mis amigas de EL CLUB DEL TUPPER juran y perjuran que los suyos salieron esponjosos y deliciosos.  Por cierto, no os olvidéis de retirar los restos en caliente ya que cuando enfría la masa es mucho más complicado (TRUCO 6). 

El resultado final es este: 



Muy ricos de sabor pero creo que la próxima vez (sí, habrá próxima vez, me divertí tanto haciéndolos que quiero repetir y pronto) intentaré: 
  • respetar los tiempos de cocción,
  • no escatimar con la mantequilla,
por si esas fueron las razones de que quedaran un poco más compactos de lo que me habría gustado. 

Además probaré a 
  • reducir la proporción de azúcar y a 
  • utilizar un chocolate más puro, 
me van las emociones fuertes, en cuanto a cacao se refiere ;)

A "ma petite princesse" se lo presenté tal y como visteis en la primera foto, y otros los regalé con todo mi cariño a gente que quiero y que necesitaba un guiño de complicidad en estos momentos difíciles que están viviendo. Todo acabará bien, estoy segura. 


Puedo escribir con orgullo... reto superado!  Después de 10 recetas estoy empezando a cogerle el gusto a la cocina... quien me lo iba a decir hace un año... en unos días realizaré el post resúmen con el resultado de las demás cocinillas. 


Thanks to THE EGGS por su colaboración. No descarto futuras entregas de esta pandilla tan singular... & thanks to TERRON DE AZÚCAR ya que parte del atrezzo proviene de su tienda on-line. 


Mamá, L. y yo, gracias chicas por haber 
compartido conmigo esta receta. 



* Gracias a esto consiguió el papel estelar, actor principal en la portada de este corto surrealista de cocción! 

Dedicado a mi madre. 
Mamá, eres maraBillosa, en todos los sentidos. 

7 comentarios :

  1. Jaaa!!
    Buenísimas las fotos, esas caras!!, y andando por el pasillo...y LA FIESTA!,
    Vaya trabajito que te han dado estos huevos!!
    Genial!!
    (veo que los virus te han empujado de nuevo a la verificación, eh?)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo15/12/12

    Lo que me he reído!!!! Genial el resultado, se nota que formáis un buen equipo.
    Cris desde OU

    ResponderEliminar
  3. Jajajajajaja ves como eres una cachonda !!! Ha sido el reto genial para finalizar un año genial con vosotras y el año que viene más y mejor. Besos

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado todo el relato y me ha entrado ganas de hacer la receta leyéndote, así que quizás la haga durante las vacaciones de Navidad ;) Bss

    ResponderEliminar
  5. Anónimo15/12/12

    "En dos palabras : IM - PRESIONANTE!!!" IT´S SO LOVELY!!!!!!.
    PD: TODAVIA RECUERDO EL PRIMERO Y MIRA A LO QUE HAS LLEGADO :).
    TU VALES MUCHO BABY!
    MIRYAM

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaja, todavía no había tenido tiempo de pasar y me parto.

    Pobrecitos huevos, con lo monos que son.

    Ya me llegó tu abrazo de oso de hoy :)

    ResponderEliminar
  7. Seguramente ellos también tiene su "corazoncito"... Ahora relleno de chocolate!
    Qué puesta en escena tan BONITA.
    Felicidades!

    ResponderEliminar