3.22.2013

Reto 11 CLUB DEL TUPPER: Merenguez versus Merengue




Ultimamente el tiempo vuela, los días se suceden y las semanas galopan; ya ha pasado más de un mes desde que Marta de GRIS BERENJENA, mi adorada Leonardo (todo lo hace bien), propuso al club del tupper su reto: Merengues. 

Ella no sabía que esas bombas azucaradas de clara de huevo son una de las pasiones de mi chico y que por ello un paquete de MERENGUES formó parte de nuestro regalo del Día del Padre. Se declara adicto a los merengues de la PASTELERIA MONTSERRAT (y yo a todo lo que sale de su horno). 

"Ma petite princesse", que está dejando de ser bebé para convertirse en una niña maraBillosa, todavía conserva retazos de esa época, como su incapacidad para pronunciar correctamente algunas palabras como "Gordillo", "buZanda" o "merengueZ" (no, no es que convierta la S en Z, sino que un merengue para ella es un merengueZ). 


Así que aprovechando que huímos del parque porque alguien se había vuelto a "dejar la puerta abierta" y había un vendaval de mil demonios, nos enfrascamos en la tarea de cocinar nuestros primeros MERENGUEZ. Seguimos al pié de la letra la receta de Marta, aunque sólo cocinamos la mitad. 

Como MERENGUES y MERENGUEZ han coincidido en espacio y tiempo nos hemos decidido a hacer una cata a ciegas, en la que de 1-5 se valoraban la presencia, el color, la textura y el sabor. 

Catador oficial:  el adicto al merengue. 



CATA A CIEGAS DE 
MERENGUEZ    &    MERENGUES

MERENGUES
  • Aspecto que indica cómeme:                5
  • Color más cercano al blanco:               4
  • Textura al paladar:                               4
  • Sabor:                                                   4

                                           TOTAL:   17 puntos

MERENGUEZ
  • Aspecto que indica cómeme:                4
  • Color más cercano al blanco:               3
  • Textura al paladar:                               1
  • Sabor:                                                   0
                                             TOTAL:      8 puntos

Teníais que haber visto su cara cuando al meterlos en la boca toda la aparente estructura se desmoronó para dar paso a una masa amarillenta y de sabor..., de sabor... dejémoslo en indescriptible. Un poema! 

Ahora que lo pienso una de las claras tenía un sospechoso color amarillo... OH-OH-OH...

Queda todo dicho verdad? Si vivís en nuestra ciudad, reservad vuestras claras de huevo para mejores menesteres y acercaos a la PASTELERÍA MONTSERRAT o a EL MOLINO


Esta vez no puedo decir que haya superado mi reto, aunque para compensar a mi "conejillo de indias" y aprovechar las 3 yemas y otro huevo moreno que quedaba en la nevera, preparé una tortilla francesa con lascas de jabugo, aromatizada a la trufa y aceite de oliva vírgen que se rechupeteó los dedos! 

TORTILLA CON LASCAS DE JABUGO
AROMATIZADA CON TRUFA Y ACEITE DE OLIVA VIRGEN

No os perdáis el resúmen del reto que en breve publicará Marta en su blog y la receta número 12 del Club del Tupper propuesta por Paula, la creadora de HOLAMAMÁ, todo un referente en inspiración craft y handmade


2 comentarios :

  1. Rapantita22/3/13

    jA, JA.. Me ha encantado..

    Vivan los merenguez y el catador¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajaja...

    Y es que lo que no cure el jabugo.
    Se me olvidó decir que las claras de color amarillo no valen.

    Un 10. Por el intento.

    ResponderEliminar