5.04.2014

TUS HIJOS NO SON TUS HIJOS byGinbran Khalil Gibran



Tus hijos no son tus hijos

son hijos e hijas de la vida

deseosa de si misma.

No vienen de ti, sino a través de ti

y aunque estén contigo

no te pertenecen.



Puedes darles tu amor,

pero no tus pensamientos, pues,

ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos,

pero no sus almas, porque ellas,

viven en la casa del mañana,

que no puedes visitar

ni siquiera en sueños.



Puedes esforzarte en ser como ellos,

pero no procures hacerlos semejantes a ti

porque la vida no retrocede,

ni se detiene en el ayer.



Tú eres el arco del cual, tus hijos

como flechas vivas son lanzados.

Deja que la inclinación

en tu mano de arquero

sea para la felicidad.

Dedicado a todas las madres que conozco y en especial a tí mamá.

2 comentarios :

  1. Contundente, impecable, honesto y, básicamente, CIERTO: cuando nos convertimos en madres (y padres) caemos en la tentación de querer dirigir sus vidas (como decía Serrat), cuando en realidad se trata de un acompañamiento, de un tenderles la mano para ayudarles, de dialogar y no de ordenar, de aprender (ellos de nosotros y nosotros de ellos)... DE CRECER JUNTOS.

    La aventura más apasionante de mi vida no ha sido ninguno de los destinos exóticos a donde haya podido viajar, ni una situación extrema, ni nada que sólo me incluya a mí; la aventura más hermosa de mi vida se llama Sarah y acaba de cumplir 19 preciosos años: NADA será jamás comparable a la felicidad que llegó con ella, a todo el maravilloso tiempo compartido, a ese amor INCONDICIONAL que es el pilar sobre el que las dos construimos nuestro día a día... Y amar, entre otras muchas cosas, es saber acompañar sin dirigir, y respetar, y valorar, y aceptar...

    No conocía el poema. Muchas gracias por compartirlo: es precioso.

    Besos

    ResponderEliminar