11.20.2014

WALKING SMARTPHONES: THE DEATH OF CONVERSATION {Babycakes Romero}



No me reconozco en esta imagen, pero si en la siguiente. Cuando voy sola por la calle, transito como una zombie pendiente de mi pantalla: correo, whatsapp, repaso mis RRSS, navego, me empampo de las noticias del día, tuneo fotos...  . De momento no he chocado con nadie. No descarto nada. Siempre le digo a mis amigas: "si desaparezco, buscadme en una alcantarilla".

Nunca lo he utilizado como excusa para no tener que hablar con alguien o para hacerme la interesante (¡qué ocupada estoy!), ojalá mis días tuvieran 12 horas extra para poder canalizar toda la información que me interesa. 

Somos walking smartphones. La tecnología ha puesto a nuestro alcance tanta/demasiada información... Necesito una desconexión, off!


Este proyecto de Babycakes Romero intenta hacernos reflexionar.

Y vosotros ¿os sentís reflejados? ¿Habrá una evolución de la especie humana y en unos cientos de años desaparecerán nuestros cuellos? 

Reflexiones de casi viernes...

+ info y artículo completo: DEMILKED

3 comentarios :

  1. Desaparecerán nuestros cuellos y tendremos pulgares más grandes que el índice para teclear mejor, jajaja!!
    Yo no puedo andar por la calle mirando el móvil porque seguro que yo acabo en una alcantarilla :) y viendo todas la fotos, es triste comprobar que apenas nos miramos y ya no nos fijamos en los que están a nuestro alrededor.. Un proyecto interesante, de los que le gustan al Sr. Bubbles. Se lo enseñaré :)
    Bss, Flo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja lo de los pulgares no lo había pensado! Es un proyecto para reflexionar. Buen finde!

      Eliminar
  2. Anónimo22/11/14

    En nuestra generación es menos grave. Todavía somos capaces de trazar la línea fundamental entre el contacto visual con la persona (física) que tenemos en frente, colocando el cartel de "Off" cuando la conciencia nos da un toque. Sabemos cuando debemos poner "pausa" para escuchar el sonido del silencio y llenarnos el tacto de papel.

    La situación grave la padece las generaciones más jóvenes. Esas que viajan con el único propósito de dejar constancia en su Instagram de que estuvieron en un determinado lugar sin importarles la historia humana que hay detrás. Un par de generaciones (o quizás más) que necesitan un like como aprobación y un follow para no sentirse menos.

    Generaciones que ven a un actor en la calle y lo ametrallan a selfies sin piedad. No importa quién o cuál sea su trayectoria, sus méritos... Kristen Dunst produjo un video brillante que refleja esta situación: http://www.youtube.com/watch?v=rwDbOmPQNx0

    TdJ

    ResponderEliminar