12.02.2014

Madrid Google Street View by Sebastian Maharg {Madrid + Guerra Civil española}


El horror y la sinrazón de la guerra... maraBilloso proyecto de Sebastian Maharg, para que no se nos olvide tanto dolor... si queréis  ver más pinchad aquí.


2 comentarios :

  1. Félix3/12/14

    Sebastian Maharg

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, Ara, el HORROR Y LA SINRAZÓN... y la tragedia, y el dolor, y la desesperación, y la impotencia, y la crueldad, y el desamparo, y el odio,... Y LA MUERTE... Y mil tristezas más que añadir a esta larga lista. Eso es una guerra y no otra cosa.
    No importa en el bando que se luche: se luche en el que se luche, es el bando equivocado. No hay mejor bando que el de la paz. Lo sé: sé que hay conflictos en los que se interviene para defender los derechos de los más débiles, pero eso sucede porque la comunidad internacional no ha actuado a tiempo y, luego, es demasiado tarde...
    Tienes razón, Ara: ese dolor no debe olvidarse.
    Hace más o menos un mes, coincidiendo en el tiempo con el viaje del Club del Tupper a Bcn, visité uno de sus 1400 refugios antiaéreos: El Refugi 307. Se da, además, la triste circunstancia de que uno de mis tíos se protegió ALLÍ de los terribles bombardeos de la guerra y su padre fue uno de los vecinos del Poble Sec que colaboró en su construcción: DEFENSA PASIVA, la única acción posible desde la población civil.
    Barcelona fue objetivo número 1 de los bombardeos y especialmente de la aviación italiana (sí, eran italianos y no estábamos en guerra contra Italia) durante la Guerra Civil.
    Una de las acciones más violentas contra la población civil se produjo en marzo del 38: en un período de 48 horas se produjeron 12 bombardeos sobre la ciudad. La mínima cadencia de unas pocas horas entre un bombardeo y el siguiente no obedecía a una cuestión de caridad humana: era el tiempo que los aviones cargados de bombas necesitan para volar hasta Mallorca, repostar combustible y regresar a Barcelona para soltar la siguiente carga letal...
    Visitando aquel espacio, quise empatizar con aquellas personas que habían sufrido, llorado, temblado dentro de aquel laberinto de túneles en los que no se permitía dormir (porque consumes más oxígeno), no se permitía comer, y estaba terminantemente prohibido hablar de política o de fútbol, para no herir sensibilidades...
    Imaginé, por un momento, a más de mil personas protegidas en las entrañas de la montaña de Montjuïc, con sus pies cubiertos de barro, con una manta por todo ajuar personal, soportando el frío y la humedad, reprimiendo las ganas de llorar, de gritar,... Esperando a que acabara el bombardeo para comprobar si su casa seguía en pie o si lo habían perdido todo menos la esperanza.
    Empaticé y sentí una brutal tristeza y sólo era capaz de interrogarme ¿POR QUÉ?... ¿POR QUÉ?...
    Tienes razón, Ara: QUE NO SE NOS OLVIDE TANTO DOLOR!
    Sabes, en la entrada al refugio han colocado unos paneles explicativos: mucha información, muy bien ilustrado con imágenes de la época, pero me quedo con una frase, CON LA FRASE, con el deseo de que no quede todo en una simple frase "MAI MÉS I ENLLOC"... Pues eso, "NUNCA MÁS Y EN NINGÚN LUGAR".
    Gracias por refrescarnos la memoria!
    Besos!

    ResponderEliminar